CUANDO LA HISTORIA HACE CIENCIA / EL ESTUDIO DE LA GENELOGÍA CAPOSELESA DE SAN RAFFAELE EN MILÁN

Caposele (Italia). Imagen de Nuova Irpinia.

La genealogía de Caposelese desde 1698 hasta hoy ha revelado una enfermedad cardíaca genética que ahora es el foco de un estudio realizado por San Raffaele en Milán. El equipo del instituto seleccionó una muestra de unas 60 personas, con base en los datos proporcionados por un estudio realizado principalmente en los archivos históricos y eclesiásticos del Municipio de Caposele.

Un descubrimiento sin precedentes, que hoy abre las puertas a la ciencia para intervenir oportunamente en el diagnóstico y con el tratamiento adecuado. Todo gracias al inestimable trabajo de reconstrucción de la genealogía caposelesa y de miles de familias realizado por Pasquale Ceres, que creó un software especial para la consulta, la determinación de Angelo Sista que en esa pista extrajo los casos de enfermedades del corazón y el apoyo científico de la cardiólogo Gelsomina Cione.

LA GENEALOGÍA CAPOSELESA AYUDARÁ A LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

La base de datos informática creada por Pasquale Ceres resultó ser un mapa muy útil para identificar la anomalía genética. Y el estudio realizado por Angelo Sista, cardiópata y personalmente involucrado en la investigación, demostró la altísima casuística encontrada en algunas cepas, y que se ha ido transmitiendo a lo largo del tiempo, fortaleciéndose en el valle del Sele para los lazos matrimoniales.

Angelo Sista ha tenido el mérito de saber leer en la historia y haber sabido dibujar un hilo rojo que durante siglos ha caracterizado la evolución de algunas familias de caposeleses. Ha implicado a varias universidades europeas e italianas. Para presentar el caso de estudio y solicitar la intervención de la ciencia, como para ofrecer una respuesta y por lo tanto la posibilidad de una sospecha diagnóstica temprana, Angelo Sista logró cierto éxito. La genealogía caposelesa ha interesado a Inglaterra y Alemania, pasando por todos los círculos académicos italianos. La investigación despertó el interés internacional.

LA REFERENCIA DE SAN RAFFAELE DI MILANO

Pero la elección del San Raffaele de Milán es el resultado de un paso más. Él mismo se dirigió a algunos médicos del hospital, como enfermos del corazón, y descubrió que muchos ciudadanos del Valle del Sele o del área de Caposelese ya se habían dirigido a la instalación de Milán. “Con la ayuda del Dr. Cione recurrí a un genetista, quien iluminó mi mente cuando me habló sobre la importancia de la postura. Entonces comencé mi investigación y pude consultar la base de datos de Pasquale Ceres ”, explica Angelo Sista. “Entonces, junto con el cardiólogo Cione, desarrollamos el estudio que hoy se ha encargado al San Raffaele de Milán. El equipo médico ha seleccionado una muestra de personas para someterse al primer cribado genético”. Es concebible que el mismo hospital de Milán haya podido cruzar los datos de algunas historias clínicas de pacientes originarios del Valle del Sele con las revelaciones de Angelo Sista, como para abrir un observatorio científico embrionario. A esto se suma el compromiso de la cardióloga Gelsomina Cione, que ha tratado a varios pacientes, y que fue a Milán para abrir un puente sanitario con la ASL de Avellino y por tanto con el hospital Criscuoli-Frieri de Sant’Angelo dei Lombardi.

HOY Y MAÑANA DIAGNÓSTICO PRECOZ BASADO EN LA GENEALOGÍA FAMILIAR

Esta mañana y hasta el domingo 20 de marzo, un equipo de San Raffaele formado por 7 cardiólogos estará en el hospital de Altirpino para un cribado cardiológico reservado a unas 60 personas, identificadas por la atenta línea genealógica caposelesa. Muchos no estarán presentes en esta primera fase por ser emigrantes o hijos de emigrantes. Pero el estudio recién abierto puede confiarse a Moscati di Avellino, que a través de la sospecha diagnóstica temprana puede intervenir rápidamente y poner fin a las muertes prematuras. Una muestra genética, un ECG y un eco-corazón, para ingresar a una base de datos de salud pública. “No puedo ocultar una pizca de vanidad por este interesante descubrimiento, pero sobre todo por el desenlace que ha producido”, continúa Sista. “Mi determinación dio sus frutos y hoy puedo decir que esta prueba genética me salvó la vida. Mi patología me ha llevado a menudo a ir a hospitales, y San Raffaele me ha puesto de nuevo en pie. Gracias a la información recopilada por el software de Pasquale Ceres, reconstruí mi genealogía y rastreé el problema. El “defecto” transmitido durante siglos es atribuible a los matrimonios con estrechos lazos parentales. Este es el momento de despejar el viejo dicho “esposas y bueyes de vuestras patrias”.

  • Fuente: Nuova Irpinia (Italia)
  • Fecha: 11/04/2022 (La nota fue publicada originalmente el 19/03/2022)
  • I36

Ir a la nota original


Open chat
1
Hola! Bienvenidos a BuscAncestros!